Zianum Batea

“En la postal de las Rías Baixas, los rayos de sol provocan centelleantes reflejos sobre las aguas, juegos de luz que contrastan con las oscuras formaciones de bateas dispuestas a modo de batallones de soldados dispuestos para entrar en combate.
De esas negras y resbaladizas estructuras que tanto sorprenden a los visitantes, cuelgan para sumergirse ría adentro, centenares de cuerdas que poco a poco se irán cargando y engordando de ese manjar gallego tanto tiempo infravalorado que es el mejillón.
En el horizonte, las islas Cies, Ons, Sálvora,… fantástico telón de fondo de un paisaje tan sugerente, cálido  e ideal para disfrutar de un albariño como Zianum.”
¡Que así sea!